Páginas

miércoles, 5 de febrero de 2014

Despertar...

Despertar y darte cuenta que no todo es lo que parece, que la mayoría de las cosas tienen un doble sentido, que detrás de un acto de bondad suele haber un interés oculto...

Un buen día ocurre algo que te hace abrir los ojos y comienzas a darte cuenta de las cosas, a enlazar ideas y a fijarte en que aquellos que creías malos no lo son tanto y los más buenos tienen cierta "aura oscura". Hoy me ha ocurrido esto, se me ha caído una venda de los ojos y me he dado cuenta lo ruin que pueden llegar a ser ciertas personas por conseguir el favor de otras, como pueden explotar la pena o el dolor de la gente, tocar el botón exacto para conseguir lo que desean, aunque con ello hagan sufrir, no lo ven, no lo quieren ver o simplemente, no les importa. Esperan a tener su oportunidad para hacer una gran entrada, aparecer como los salvadores y, de paso, dejar a quien ellos consideran un rival en no muy buena posición.

Cuando consigues quitarte la venda de los ojos y ves la realidad te das cuenta que has estado equivocado, que esos que tú creías malos no lo eran tanto, que son personas que hablan desde el corazón, que puede que no cuiden sus formas de decirlo pero, lo que dicen es verdad. Pero cuidado, no quiero cometer el mismo error y tachar de las mejores personas del mundo a las que en principio creía malas. No, no puedo hacerlo, porque he visto que también se mueven por intereses.

Y es que así funciona el mundo. Algo tan cercano, que ha pasado en mi entorno, se puede extrapolar al mundo y ver como los intereses son los que rigen el funcionamiento del mismo. Podemos ver a diario como hay gente que sufre por la codicia y en ansia de poder de muchas otras personas, por personas que tienen que recurrir a mentiras para obtener lo que desean. Son personas que me dan pena, porque no son capaces de disfrutar de lo que tienen, que no son felices y creo que no lo serán, porque tener que pisar a gente para llegar a donde quieres es un acto demasiado despiadado para quedar impune, prefiero pensar que de alguna forma les llegará lo que de verdad merecen.

 Pero también hay gente bondadosa, que no espera nada a cambio cuando te hace algún favor, que te ayuda sin tener ningún interés oculto. Son pocas personas, pero cuando aparecen en tu camino se meten en tu corazón y te alegran la vida. Hoy quiero darles las gracias a todas estas magníficas personas que forman parte de mi vida, ellas son como rayos de sol que hacen que mantenga la confianza.
"La Tierra tiene lo suficiente para satisfacer las necesidad de todos, pero no las ambiciones de unos cuantos." Gandhi

Sonríe y se Feliz.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Contadme lo que opinais!! Me gusta saber vuestro punto de vista, tanto si os ha gustado como si no, pero por favor, siempre desde el respeto.